Home » Aplicaciones » 10 maneras para comprimir imágenes muy fácilmente

10 maneras para comprimir imágenes muy fácilmente

Lo más probable es que la mayoría de nosotros tengamos acumuladas en nuestro disco duro miles de fotografías que ocupan una gran cantidad de espacio. En un punto seguramente también hayamos pensado en usar una unidad de almacenamiento externa para guardar las más importantes, como por ejemplo las fotos de la familia, las de los eventos más importantes y demás. Sin embargo, todavía es seguro que hayamos dejado una buena cantidad de fotos para tenerlas a mano por si acaso, las cuales seguirán ocupando un espacio significativo de nuestros recursos.

En el caso que nos preocupe este espacio usado por las imágenes, siempre podremos recurrir a comprimirlas, no del modo en que lo haríamos mediante un compresor de archivos como por ejemplo WinRAR o WinZip, lo que arruinaría por completo las etiquetas con las cuales hayamos ordenado dichas fotografías, sino directamente atacando la resolución, lo que reducirá el tamaño de las imágenes dejando libre un considerable espacio, dependiendo siempre de la cantidad de fotos que sometamos al proceso.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (1)

Sin embargo, antes de dar el paso de reducir la resolución de nuestras fotos debemos tener bastante cuidado, ya que si bien podemos ganar mucho espacio en el disco, si reducimos demasiado la resolución, las imágenes que obtendremos servirán para realmente muy poco, por ello debemos estar bien seguros de lo que hacemos.

Este post está enfocado precisamente en este tema, por lo cual aquí podremos encontrar las mejores maneras de comprimir imágenes tanto en nuestra propia PC como de forma online. Además podremos encontrar unos cuantos consejos acerca de la mejor relación entre compresión y calidad de imagen, para evitar que nuestras fotos “queden babosas”, como suelen decirle los usuarios a las imágenes con baja resolución.

¿Necesitas comprimir imágenes?

En el caso que nos encontremos en el escenario descripto más arriba, o alguno similar, como mencionamos, siempre podremos recurrir a comprimir las imágenes para que no ocupen tanto espacio. Sin embargo, bajar la resolución de una imagen no es una tarea que deba tomarse a la ligera, ya que si nos pasamos de determinado nivel de compresión, si bien podremos conseguir una disminución del tamaño de las imágenes impresionante, lo cierto es que no podremos usarlas para casi ningún proyecto, ya que es bastante probable que los detalles que contienen estas imágenes se hayan perdido por la compresión.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (2)

Además del problema del almacenamiento, otro de los puntos en donde es fundamental reducir el tamaño de las imágenes es el ámbito de las páginas web. Un tamaño mayor de lo necesario de las imágenes influye de manera negativa al momento de cargar una página web en el navegador, siendo este un factor más que importante a la hora del posicionamiento SEO, además, un tamaño adecuado de imagen le permite al visitante disfrutar de las imágenes que les estamos mostrando sin tener que sufrir ralentizaciones en la carga del sitio; si la página es rápida, el usuario permanecerá más tiempo y querrá conocer más del contenido que tenemos para ofrecerle.

Podría decirse que básicamente existen dos modos de comprimir una imagen: la primera de ellas es reduciendo su tamaño, y la segunda reduciendo su resolución. La forma más sencilla de entender como comprimir una imagen es teniendo en cuenta ciertos parámetros, entre los cuales se incluyen las dimensiones originales de las fotos y en qué proyecto vamos a usar estas imágenes, ya que muchas veces no es necesario cambiar las dimensiones de una imagen para lograr reducir su tamaño en Mb.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (3)

Sin embargo, para no complicarnos la vida, lo básico que debemos saber para lograr nuestro cometido es que la compresión más equilibrada entre tamaño y resolución se logra mediante el uso del formato JPEG, y si bien existen otros, hasta con incluso mejores índices de compresión, lo cierto es que el formato de imagen JPEG es plenamente compatible con cualquier aplicación e implementación.

En este sentido, una de las mejores ventajas que ofrece el formato JPEG es que implementa un esquema de compresión adaptativo, lo que permite almacenar los datos de la imagen variando los niveles de compresión. Esto significa que la compresión que podremos lograr con este formato no es fija, es decir que la podremos variar de acuerdo a las necesidades del proyecto en el que nos encontremos trabajando.

Sin embargo, este formato, como todos los demás tipos de archivos de imagen cuando son comprimidos, pierde sus detalles conforme vayamos avanzando con la compresión, es decir que a mayor grado de compresión, menos detalles obtendremos de la imagen original, hecho que se repite cada vez que editamos una de estas fotografías y la volvemos a guardar en formato JPEG, salvo que seleccionemos no hacer compresión, lo que depende del software de edición de imágenes que estemos usando en ese momento.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (4)

Teniendo en mente las consideraciones mencionadas, lo que nos resta ahora es encontrar buenas aplicaciones con las cuales comprimir imágenes fácilmente. En este sentido, tenemos disponibles dos enfoques: El enfoque de instalar y utilizar software de diseño gráfico en nuestra propia computadora, sea gratuito o de pago, lo cual tiene sus ventajas y desventajas, y el enfoque de hacerlo online mediante algún servicio en la nube, lo que también tiene sus características positivas y negativas.

Si elegimos comprimir imágenes desde nuestra propia PC con una aplicación dedicada a ello como Photoshop, Gimp u otras, tenemos como ventaja que no dependeremos de una conexión a Internet, ni de su velocidad ni estabilidad, ni tampoco debemos esperar por lo minutos extra que significa subir, procesar y descargar las imágenes hacia y desde un sitio en la nube.

Además, el control que podemos tener sobre la compresión y calidad de la imagen que queremos obtener del proceso de compresión, con apps instaladas en la computadora puede ser mucho más preciso. Esto funciona para todo el software de diseño gráfico, sea gratuito o de pago.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (5)

Sin embargo, si en el momento que necesitamos comprimir de manera fácil nuestras imágenes no tenemos disponible ninguna aplicación de este tipo en nuestro arsenal, la opción de la nube se vuelve una alternativa más que interesante, y si bien las opciones que nos brindan la mayoría de estos sitios al momento de comprimir no son lo más profesional, siempre nos permitirán salir del paso, o incluso si nuestras necesidades de compresión son básicas, podremos usarlas como una herramienta más, ya que además la mayoría de las veces los servicios para comprimir fotos en línea son gratuitos.

A partir de este punto, veremos cómo comprimir imágenes fácilmente con ambos tipos de alternativas, la nube y las apps de escritorio como Riot, Photoshop, Gimp, e Image Resizer for Windows.

Comprimir imágenes fácil con software de diseño

Para comprimir imágenes de manera sencilla existen una infinidad de programas de diseños, algunos pagos y otros completamente gratuitos. Con cualquier de estas opciones podremos lograr comprimir imágenes con calidad y de forma fácil y veloz, sin embargo, no los podemos mencionar a todos, es por este motivo que para esta parte del post hemos seleccionado las herramientas de compresión de imágenes que a nuestro entender cumplen con una serie de requisitos indispensables como por ejemplo calidad, estabilidad, velocidad, comodidad de uso y capacidad a la hora de establecer adecuadamente un tamaño de imagen acorde a nuestras necesidades.

Mediante estos programas de diseño gráfico y conversores de imágenes, podremos establecer las medidas y la resolución de una imagen del modo exacto en que lo requiere el proyecto en el que estamos trabajando, y lo mejor de todo es que lo podremos hacer de la manera más sencilla posible, ya que cuentan con una serie de opciones y características que nos serán realmente muy útiles para llevar a cabo esta tarea.

Asimismo la mayoría de las aplicaciones para comprimir imágenes en este listado cuentan con alguna opción llamada “Guardar para web” o nombres similares, la cual nos permitirá obtener una imagen optimizada perfectamente para usar en una página web de manera completamente automática sin perder nada de calidad, un punto extremadamente interesante si estamos trabajando en un proyecto de este tipo.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (6)

Comprimir imágenes con Adobe Photoshop

¿Qué más se puede decir de este software de diseño? Photoshop ha sido durante años el líder indiscutido para la manipulación de imágenes de la industria gráfica. Con esta magnífica herramienta se pueden hacer multitud de tareas profesionales, entre las cuales también se incluye la posibilidad de comprimir imágenes, para lo cual ofrece la opción “Guardar para web”, que sirve precisamente para obtener una fotografía con el tamaño adecuado y excelente calidad para esta plataforma, siendo a su vez un tamaño adecuado para su almacenaje, en el caso que tengamos demasiadas fotos e imágenes que queremos guardar.

Ahora lo cierto es que Photoshop puede resultar un poco demasiado sobredimensionado para estas tareas, ya que está diseñado con otros propósitos, y su costo es prohibitivo para la mayoría. Es por ello que antes de usar esta herramienta de Adobe para redimensionar algunas pocas imágenes, debemos pensar quizás en otras de las alternativas mencionadas en este post.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (7)

Comprimir imágenes con GIMP

Como sabemos, GIMP es un programa de edición de imágenes considerado como una de las pocas alternativas serias a Photoshop. Es del mundo Open Source, lo que significa que es gratis, pero que también existe un gran trabajo de desarrollo detrás. Sin embargo, del mismo modo que el programa de Adobe, GIMP ha sido diseñado con otros propósitos, pero todavía así cuenta con formidables opciones para comprimir imágenes con la medida exacta que necesitamos, y con excelente calidad.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (8)

Si quieres probar este excelente editor de diseño gráfico gratis, no tienes más que pulsar sobre este enlace.

Si estamos buscando una manera sencilla de comprimir imágenes, quizás ni Photoshop ni Gimp sean las herramientas adecuadas para nosotros, salvo que los utilicemos para un proceso de creación más grande, y necesitemos tener integrada la posibilidad de redimensionar imágenes.

Es por ello que a partir de este punto conoceremos algunas herramientas más sencillas para comprimir imágenes muy fácilmente.

Comprimir imágenes con Riot

El primer software para comprimir imágenes muy fácilmente que citaremos en esta parte del post es RIOT, una pequeña app completamente gratis disponible tanto como programa independiente como en forma de plugin para otros programas como GIMP o Irfanview.

Entre las principales características de RIOT podemos citar que es bastante sabio con los recursos del sistema, es rápido al momento de comprimir las imágenes, y además es muy sencillo de usar, quizás su mejor característica.

Sin embargo, pese a su sencillez de uso, es realmente muy potente, tanto como para que los usuarios más avanzados en este tema lo puedan utilizar como una de sus herramientas de diseño gráfico principales. Con RIOT podremos redimensionar una fotografía fácilmente controlando la cantidad de compresión que se le aplicará a la imagen, así como la cantidad de colores, aspectos fundamentales para obtener un archivo mucho más pequeño en tamaño.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (9)

Otra de las características más interesantes de este compresor de imágenes es que podremos conocer en tiempo real el aspecto y tamaño que tendrá la imagen final en una de las ventanas que ofrece el programa en su interfaz principal.

Si lo deseas, puedes descargar RIOT de forma completamente gratuita pulsando sobre este enlace.

Image Resizer for Windows

Una de las apps más útiles para comprimir imágenes fácil que podemos encontrar en la actualidad. Con Image Resizer podremos cambiar el tamaño de nuestras fotografías e imágenes de la manera más sencilla y rápida.

Una de las características más interesantes de Image Resizer es que cuando lo instalemos en nuestra PC se integrará a los menús contextuales de Windows, lo que significa que lo único que tenemos que hacer para redimensionar una o varias imágenes es desplazarnos hasta su ubicación, seleccionarlas y con el botón derecho del ratón pulsar sobre la opción “Resize Pictures”, tras lo cual se ejecutará la interfaz principal, desde la cual podremos elegir variados parámetros, entre los que se encuentran la resolución y el tamaño, que puede ser alguno de los prefijados o uno personalizado.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (10)

Además, nos permite seleccionar la calidad de la imagen a redimensionar, así como la posibilidad de personalizar los nombres, en el caso que sean múltiples imágenes,

Si lo deseas, puedes descargar Image Resizer completamente gratis pulsando sobre este enlace.

Comprimir imágenes fácil online

Hablamos más arriba de las ventajas de las aplicaciones para redimensionar imágenes para escritorio. Sin embargo, no siempre podemos contar con estas herramientas, ya que puede surgir la necesidad de tener que trabajar en una computadora o dispositivo que no es el nuestro, y lo más probable es que no tengamos los permisos necesarios para instalar nada en ellos.

Es en este escenario donde Internet y sus servicios pueden darnos una ayuda inestimable. En la gran red de redes podemos encontrar infinidad de sitios con los cuales comprimir nuestras fotos e imágenes con la mejor calidad posible, sin la necesidad de tener que instalar software en la computadora, lo que nos puede salvar el día.

La mayoría de los sitios para comprimir imágenes online que podemos encontrar en Internet son capaces de ofrecer resultados realmente profesionales de manera bastante sencilla, independientemente de los conocimientos que podemos tener de diseño gráfico. Además muchos de ellos son completamente gratis, por lo menos en las opciones básicas de compresión de imágenes. También son muy rápidos, dependiendo únicamente de la velocidad de nuestra conexión a Internet, y muchos de ellos permiten la subida de múltiples archivos.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (11)

Como podemos ver, los sitios para comprimir fotos online también tienen sus ventajas, y las podemos aprovechar tan solo teniendo un navegador bien actualizado. Con respecto a su uso, la mayoría de ellos funcionan de la misma manera, es decir que arrastramos o subimos los archivos a través de algún cuadro de diálogo, seleccionamos el tipo de compresión y demás parámetros que nos permita el sitio y esperamos a que termine para descargar el resultado a nuestra computadora.

A partir de este punto, conoceremos los que a nuestro entender son los mejores sitios online para comprimir fotos gratis y fácil.

Kraken

Kraken es un sitio para comprimir imágenes cuya principal característica es su sencillez de uso, gracias en parte a su cuidada interfaz de usuario. Si bien las opciones que puede ofrecer a los usuarios gratuitos pueden parecer pocas, para la mayoría de los usuarios, que usualmente sólo buscan una forma de redimensionar sus imágenes gratis y sin complicaciones, son más que suficientes.

Estas opciones son la herramienta de compresión para archivos JPEG y PNG, que nos permite seleccionar entre dos calidades diferentes: “Lossy” (con pérdida) y “Lossless” (sin pérdida). Simple pero realmente muy efectivo. Cabe destacar que nuestras imágenes estarán disponibles para su descarga por un periodo de 12 horas.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (12)

Si quieres algunas opciones más, Kraken ofrece un servicio PRO, mediante el cual podremos comprimir una foto o imagen pegando la URL donde se aloja, seleccionar el tamaño de la foto y otras características, nada que otros sitios ofrezcan de manera gratuita.

Si quieres acceder a Kraken, puedes pulsar sobre este enlace.

Image Optimizer

La más simple y efectiva de todas las opciones para comprimir fotos online de la lista. Con Image Optimizer podremos redimensionar una imagen del modo en que mejor nos plazca, lo único que debemos hacer para ello es subir la imagen o foto, seleccionar la calidad deseada, el tamaño y luego pulsar sobre el botón “Optimize Now”. Luego de esto obtendremos un resultado digno de destacar en términos de calidad.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (13)

Si lo deseas, puedes acceder a Image Optimizer pulsando sobre este enlace.

TinyPNG

TinyPNG es un servicio de compresión de imágenes enfocado en las necesidades de los desarrolladores web. Sin dudas la mejor característica de TinyPNG es la posibilidad de poder subir al servicio hasta 20 imágenes de 5 Mb cada una de forma simultánea, disminuyendo considerablemente su tamaño en Kb. o Mb. reduciendo la cantidad de colores de la imagen pero sin cambiar sus dimensiones. Esto se consigue con un tipo de compresión que los propietarios denominan “Lossy”.

Cabe destacar que TinyPNG ofrece la posibilidad de descargarnos un plugin gratuito para WordPress, y si no eres usuario de esta plataforma de CMS, vende un plugin para Photoshop. Sin dudas una forma sencilla, veloz, de calidad y sobre todo muy conveniente para reducir el tamaño de nuestras imágenes.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (14)

Si lo deseas, puedes acceder a TinyPNG pulsando sobre este enlace.

Compressor.io

Compressor es la solución para comprimir imágenes online más efectiva para todos aquellos que trabajan con otros formatos como PNG, GIF o SVG, además de JPEG. Asimismo es una de las herramientas más fáciles de usar, pero esto no debe confundirnos, ya que detrás de su aparente simpleza ofrece opciones muy profesionales con la cuales lograr que nuestra imagen, una vez reducida en tamaño, tenga el mejor aspecto.

Otras características de Compressor es la posibilidad de seleccionar el tipo de compresión que deseamos para nuestras imágenes, del mismo modo que Kraken, citado más arriba. Esto significa que la opción “Lossless” ofrece mayor calidad y detalles, a costa de un tamaño más grande, mientras que la opción “Lossy” es la encargada de reducir considerablemente el tamaño de una imagen, aunque la calidad de la misma no sea del todo óptima.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (15)

Si lo deseas, puedes acceder a Compressor pulsando sobre este enlace.

ImageOptim

Hasta ahora hemos hablado sobre compresores de imagen online y para el escritorio de Windows. Pero ¿qué pasa con los usuarios de Mac OS X? Para ellos tenemos disponible ImageOptim, una app increíblemente sencilla pero realmente muy poderosa, completamente gratis, desarrollada para permitir la compresión de imágenes de manera simple pero eficaz.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (16)

Este compresor de imágenes para Mac además ofrece otras características, como por ejemplo la posibilidad de remover los metadatos de las imágenes, que nos ofrecerá unos Kb. extras, comprimir varias imágenes de forma simultánea y soporte para exportar las fotos comprimidas en formatos PNG o JPEG.

Si lo deseas, puedes descargar ImageOptim de forma gratuita desde el sitio web de sus desarrolladores, pulsando sobre este enlace.

comprimir-imagenes-muy-facilmente- (17)

Cabe destacar que ImageOptim también es ofrecido como una plataforma en Internet, a la cual podemos acceder pulsando sobre este enlace.

nv-author-image

Graciela Marker

Periodista independiente con más de 20 años de experiencia en medios gráficos, audiovisuales y digitales. Formada académicamente en periodismo digital y comunicación multimedia, ámbito en el que se desenvuelve hace dos décadas. Especializada en ámbitos tales como la informática y la logística empresarial, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *